Saltar al contenido
solopalomitasdemaiz.com

Valor nutricional de las palomitas de maíz

La calidad nutricional de un alimento o su valor nutritivo, hace referencia a la contribución de dicho alimento al aporte de nutrientes de la dieta, es decir, los nutrientes que nos aporta y su biodisponibilidad, refiriéndose a la composición en términos de energía y nutrientes.

cueco de palomitas y maiz

Podemos afirmar que las palomitas de maíz proporcionan una alta concentración de vitaminas y nutrientes muy interesantes para nuestro organismo, y por ello, son un aperitivo muy interesante y totalmente sano. Incluir las palomitas a nuestra dieta puede aportarnos muchos beneficios a nuestro cuerpo.

Alimento natural y orgánico que contiene altas concentraciones de polifenoles

Los polifenoles son un compuesto antioxidante muy beneficioso para nuestro organismo, según los estudios realizados por la American Chemical society (la sociedad científica más grande del mundo)

ensalada con palomitas y verduras

la American Chemical society confirma que las palomitas de maíz contienen en mayor proporción de polifenoles que las frutas y las verduras .

Ricas en minerales

Los minerales son elementos naturales no orgánicos muy esenciales para el organismo. Se encuentran en muchos alimentos que incluimos en nuestras dietas y son necesarios para que muchas funciones del organismo se desarrollen con normalidad.

Los minerales son los responsables de mantener nuestro cuerpo sano y equilibrado, garantizan la formación y regeneración de los huesos además de ayudar en el transporte del oxígeno en la sangre y la producción de hormonas.

Tipos de minerales que contienen las palomitas

Podemos clasificar los minerales que tienen las palomitas en dos categorías:

  • Macrominerales: son aquellos que el organismo necesita en cantidades más grandes y necesarios para que las funciones del organismo se desarrollen con normalidad. En este grupo se incluyen el calcio, fósforo, magnesio, potasio, azufre, cloro y sodio.
  • Oligoelementos: son los minerales que el organismo sólo requiere en pequeñas cantidades. Los principales oligoelementos son: hierro, magnesio, cobre, selenio, yodo, cobalto, cinc y flúor. La falta de estos minerales puede causar consecuencias graves para la salud.

Para que veas lo ricas que son y el aporte de minerales que ofrecen las palomitas de maíz que nos comemos, queremos detallar las cantidades de todos ellos por cada 100 gramos de maíz:

Hierro (1,10 mg), potasio ( 220 mg), calcio (12 mg), zinc (1,80 mg), yodo (2 mg), magnesio (81 mg), selenio (3,6 ug), fósforo (90 mg), cobre (0,22 mg), cloro (8 mg) y el sodio (280 mg)

Excelente aporte de vitaminas

Este tipo de aperitivo contiene un destacado y importante aporte en vitamina E, concretamente 11 mg por cada 100 g. La vitamina E colabora en mejorar el sistema inmune, actúa sobre la piel y el cabello y incluso ayuda a prevenir algunas enfermedades. Muchos estudios afirman que para mantener los niveles adecuados de vitamina E en el organismo se recomienda para un adulto saludable una ingesta de 15 mg al día, por lo tanto, comer palomitas es una muy buena opción.

Además, las palomitas de maíz contienen muchas otras vitaminas, en menor cantidad pero no menos importantes.

maíz para palomitas

vitamina A (20 ug), vitamina B1 (0,18 mg), vitamina B2 (0,15 mg), vitamina B3 (2,70 mg), vitamina B5 (0,30 ug), vitamina B6 (0,20 mg), vitamina B7 (4 ug), vitamina B9 (30 ug), vitamina K (15,90 ug) y trazas de vitamina C y D.

Estas vitaminas son imprescindibles para el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo. También son necesarias para interceder en las reacciones químicas de nuestro organismo, como por ejemplo, en la transformación de los alimentos en energía.

Comer palomitas nos va a ayudar ya que sin la acción de las vitaminas todas estas acciones no podrían darse.

Alta cantidad de fibra

Los 10g de fibra por cada 100g de maíz que aportamos a nuestro cuerpo si comemos palomitas resulta un valor muy interesante para nuestro sistema digestivo ya que contribuye a mantener limpio y sano el intestino, favorece el tránsito intestinal y evita el estreñimiento y la acumulación de toxinas en el organismo.

Además de ser muy positivas para personas que padecen diabetes, la fibra ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que disminuyen los niveles de colesterol en la sangre. También puede resultar interesante si queremos aportar volumen a nuestra dieta, y provocar una sensación de saciedad que puede ayudar a controlar el peso.

La proteína que contienen las palomitas

Las proteínas suponen aproximadamente la mitad del peso de los tejidos y están presentes en todas las células del cuerpo, desempeñan un papel fundamental en el organismo y por ello, ingerir alimentos que contienen proteínas como lo son las palomitas es una opción muy interesante para nuestro desarrollo.

Los 11g de proteína por cada 100g de maíz que aportamos al cuerpo si comemos palomitas nos va a resultar una opción muy beneficiosa y saludable para el desarrollo, crecimiento y reparación de nuestro sistema musculo esquelético.

la proteina de las palomitas favorece a nuestro sistema musculo esquelético

Las proteínas son esenciales para el crecimiento gracias a su contenido de nitrógeno, que no está presente en otras moléculas como en las grasas o los hidratos de carbono. También son necesarias para las síntesis y mantenimiento de diversos tejidos o componentes del cuerpo, como los jugos gástricos, la hemoglobina, las vitaminas, las hormonas y las enzimas. Asimismo, ayudan a transportar determinados gases a través de la sangre, como el oxígeno y el dióxido de carbono, y actúan directamente para mantener el equilibrio ácido-base y la presión oncótica del plasma.

Inmejorable aporte de hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son muy importantes en nuestra alimentación ya que organismo transforma los azúcares y los almidones en glucosa para utilizarlos como energía para las células, órganos y tejidos. Existen muchos tipos de carbohidratos pero los tres principales son los azúcares, almidones y fibras.

Las palomitas de maíz nos aportan una importante cantidad de carbohidratos, exactamente 74g de hidratos de carbono por cada 100g. de maíz. Los hidratos de carbono que contienen las palomitas son de tipo complejo, podemos encontrarlos en alimentos como los guisantes, los fríjoles, las hortalizas y en los granos enteros, como el maíz.

Los dietistas afirman que la mayoría de la ingesta de carbohidratos que incluimos en nuestra dieta debe provenir de los carbohidratos complejos y de los azúcares naturales en lugar de azúcares procesados y refinados, por lo tanto, comer palomitas va a ser una opción muy beneficiosa y saludable.

Calorías y grasas

Las calorías que tienen las crispetas es mínima, ya que por cada 100g de maíz vamos a ingerir tan solo 375 Kcal. Aproximadamente 40 kcal por ración. Hay que tener en cuenta que el aporte calórico mencionado incrementará si añadimos demasiado aceite, mantequilla o azúcar en las palomitas que vas a comer, por lo tanto, elegir una buena receta es crucial si quieres cuidar tu dieta.

Las grasas que consumimos le dan al cuerpo la energía que necesita para trabajar adecuadamente, además de eso, mantienen la piel y el cabello saludables, ayuda a absorber las vitaminas liposolubles A, D, E y K y también llena los adipocitos y aísla el cuerpo para ayudar a mantenerlo caliente. Las grasas que obtenemos de los alimentos le brindan al organismo ácidos grasos esenciales llamados ácido linoleico y ácido linolénico. Estos ácidos son necesarios para para el desarrollo del cerebro, el control de la inflamación y la coagulación de la sangre y nuestro cuerpo no los puede producir por sí solo o no puede trabaja sin ellos.

comer palomitas aporta carbohidratos que favorecen en la recuperación de deportes como el yoga

Las palomitas contienen 4.3g de grasas totales por cada 100g de maíz, de los cuales tan solo 0.6g son Ácidos grasos saturados, es decir, grasas malas que pueden elevar el nivel de colesterol LDL. El resto son Ácidos grasos poliinsaturados (2.5g) y Ácidos grasos monoinsaturados. (1,2g). Estas si, son grasas insaturadas beneficiosas para nuestro cuerpo ya que suben el colesterol bueno (HDL) y ayudan a bajar el malo.

configuración